miércoles, 24 de diciembre de 2008

La casa de la Rosa Duarte


Cuando estudié el bachillerato en Santo Domingo en los años 50, el colegio -si tenía buenas notas- me permitía salir los domingos a visitar mis familiares. Mis primos vivían en casas y apartamentos modernos y yo, un chico de pueblo, me quedaba siempre maravillado de lo que era el mundo de la capital. Así conocí algunas obras que ahora son registros históricos y que no hay manera de que me las saque de la cabeza. A veces hasta veo en mis recuerdos la calidad de la luz que penetra desde un patio interior. En ese tiempo caminaba la ciudad todos los domingos.

Uno de mis primos vivía en la calle Rosa Duarte, Gazcue, en un apartamento probablemente de Reid y Reyes; pero al lado había una casa que no sé por qué me cautivó a tal punto que a cada rato  correteaba por su escalera y zaguanes. Ni soñaba entonces que estudiaría arquitectura, pero sé que esa casa me atrapaba.

Ya en la universidad, tuve a Julio Hernández Santelises (Santiago, 1927) de profesor de acústica y clima; me enteré que el mismo Julito había hecho la casa de la Rosa Duarte No.6, no me lo podía creer. Julito era un profesor culto, dedicado y admirado, así lo recuerdo siempre. Años después, trabajando con Rafael Calventi, cruzaba por mis Cremas al colmado al doblar de la esquina y pasaba ratos contemplando la casa. Ahora, Felipe (Branagan) se queda atónito cuando me ve ensimismado cada vez que pasamos en bici frente a ese lugar.

Julito Hernández es uno de los arquitectos de Santiago siempre dedicado al experimento y debe haber sido de los primeros en apasionarse con la prefabricación ligera. Siempre me he preguntado lo que tendría en la cabeza cuando hizo esa casa en 1953, para su padre, el compositor Julio Alberto Hernández.

La casa de la Rosa Duarte es en realidad dos en una y cada una completamente independiente de la otra, pero hecha de tal modo que parece una sola bien grande. Para logralo usó un techo fragmentado que abarca las dos viviendas y que se desplaza y gira para también ser el apoyo de la escalera exterior, englobando una variedad espacial de admirable riqueza. El uso apropiado del calado de cemento -bloques ornamentales- y de la ventilación natural cruzada, evidencia una dedicación especial a los temas tropicales de bienestar ambiental. No se parecía a ninguna otra casa. Una pieza verdaderamente ejemplar.

Mi alegría ahora es que cuando vi en la exhibición Home Delivery la foto del prototipo "House in the Garden" que Marcel Breuer construyó en el MoMA en 1949, vino a mi memoria la casa de Julio Hernández. Que Julito desarrollara un esquema similar en los años autárquicos de la dictadura, me llenó de satisfacción y orgullo.

Así que de algún modo Felipe debe entender mis razones para admirar la casa de la Rosa Duarte.  Cuando un edificio o experiencia urbana se queda en los recuerdos, es imposible deshacerse de ello.



Casa en calle Rosa Duerte No. 6, Gazcue.  Santo Dominmgo, 1953

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Placido esa casa para mi es IMPACTANTE,vivi la oportunidad no lo olvido de pasar un 24 de diciembre con unos amigos y la cantante Maridalia Hernandez que en su momento vivia ahi....Cada vez que subo en mi carro de la pasteur me quedo mirandola como si fuera la primera vez.

Gustavo Luis Moré dijo...

Esta casa me ha cautivado toda la vida. Ricky Briones la fotografió espléndidamente para el libro ELJ. No conozco otra obra de Don Julito además del anexo al Palacio Consistorial de Santiago (también excelente), pero esta me parece extraordinaria, y super bien conservada.
C

Anónimo dijo...

Esta casa es una de mis preferidas, siempre me cautivó, al punto que conocí a JULIO HERNÁNDEZ y hablé con el sobre ésta que para mi es una imagen exquisita,donde no sólo la forma es balanceada, dinámica y bien estructurada, sino que combina funciones distintas con un sentido de integración y al mismo tiempo independencia de forma magistral. Pero además le da con la textura que brinda el calado una presencia al detalle que es digno de ejemplo, es una obra que dignifica un material que tradicionalmente estaba despreciado o usado en otro contexto.
RAÚL

JH+AP dijo...

Un excelente logro y ejemplo de una casa duplex, pero pienso que le falta solar, muy alto indice de ocupación, pero bien adaptada a un contexto que no tenia, ni tiene muchas reglas urbanas claras.
Gran logro arquitectonico para dos familias convivir de forma agradable; es como la sinécdoque del pensamiento de Juárez “ENTRE LOS INDIVIDUOS COMO ENTRE LAS NACIONES, EL RESPETO AL DERECHO AJENO, ES LA PAZ”.

Cesar Francisco dijo...

Excelente y notable!!!!, un pequeño toque de gusto al paladar arquitectonico, creo que a todos nos encanta. Admirar "La Casa de la Rosa Duarte" es como tomarse una copa de un buen vino tinto.
El calado que separa esta tremendo.

Anónimo dijo...

Esa casa es hermosa, sencilla y de un diseño arquitectonico de mucha calidad, sobre todo en el uso de los materiales y la escala.
Buen ejemplo de ejercicio de diseño.

marcos a. blonda dijo...

Por razones de trabajo estuve frente a esta casa un atardecer hace unos meses. En el interior de esta o cerca de allí, alguien estudiaba el violín interpretando una melodía barroca. Aquello fue una epifanía, todo armonía y movimiento, nada mas apropiado para esta casa.

Marcos A. Blonda

PASTOR IVAN ABREU dijo...

PASTOR IVAN ABREU,,ALGUN DIA DIOS ME CUMPLIRA EL DESEO DE CONOCER A ESTE GRAN INGENIERO Y ARQUITECTO, EL CUAL ADEMAS DE DISEÑAR ESA HERMOSA CASA, FUE EL DISEÑADOR DE LAS PIRAMIDES DE CONSTANZA...SANTIAGO CUENTA CON ALGUIEN ADMIRABLE, NO LO CONOZCO , PERO UN DIA LO CONOCER, QUE AUNQUE NO ES DE CONSTANZA, COLOCO A CONSTANZA A NIVEL INTERNACIONAL....SI ALGUIEN SABE SU NUMERO DE TLEFONO , ME ALEGRARIA TENERLO....