viernes, 2 de enero de 2009

Al monte en bici


A finales de año, los grupos Gomas Anchas y MTBdominicana organizaron un paseo o “monteo” que llamaron “Río Aguinaldo 2008”, como forma de establecer una fraternidad y camaradería entre diversas generaciones y grupos de ciclistas de montaña. El monteo congregó a más de cincuenta aficionados y fue una experiencia enriquecedora. Mi grupo incluía a Orlandito, Maxi y por supuesto a Felipe (Branagan).

Estoy persuadido que la mejor manera de entender, estudiar y atrapar una ciudad es haciendo recorridos en bici. Sólo o con interlocutores, explorar los espacios urbanos a ese ritmo de desplazamiento abre sensibilidades impensables. Eso me sucede en cada pueblo o ciudad del país que he recorrido y también en lugares tan dispares como La Habana, Boston o la isla de San Martín. Montar en Puerto Rico sigue siendo una asignatura pendiente. El año pasado estuve en un tris de hacer el tour de los cinco boroughs de Nueva York; espero lograrlo este 2009.

Ahora, cuando se atraviesan en bici los caminos y trillos de los campos dominicanos es una experiencia totalmente distinta. Absolutamente. El trillo es un camino muy estrecho abierto entre montes y maleza para el paso de animales y personas, y siempre lo recorro con la sensación de estar en las primeras vías de comunicación que abren las comunidades rurales y el anticipo a cualquier noción urbana que se pudiera derivar.

De modo que cuando me integré a este paseo del domingo 21 de diciembre pasado, estaba preparado para un monteo duro, como lo fue -55 Km. y de ellos 35 por caminos y trillos- pero ni suponía la tremenda alegría y el sentido de solidaridad que encontraría. Los ciclistas de montaña son personas especiales.

El paseo terminó con una comida navideña preparada ahí mismo, en el campo, junto al río El Higüero, y después de un recorrido hermoso que incluyó el cruce de cuatro ríos o quizá el mismo río cuatro veces.

Disfrutar del campo en bici y de la arquitectura vernácula es una experiencia siempre estimulante, pero hacerlo con los Gomas Anchas y MTBdominicana, eso... es lo máximo. Fue un buen final de año que augura muchos otros paseos excitantes para este 2009. Las fotos lo atestiguan.

Tanto la ciudad como el campo son completamente diferentes cuando se recorren en bici. Eso lo garantizo.

Foto de familia (Río Aguinaldo, 2008)

2 comentarios:

HBN dijo...

Sin dudas estimulante y envidiable, buen paseo para empezar el año con animo

Livia dijo...

Pero es si un familion!!!